El mundo actual exige que realicemos más actividades a la vez para aprovechar el tiempo y sobrevivir a la dinámica económica. Muchas personas deciden estudiar y trabajar para compensar el desgaste económico que la universidad implica; sin embargo, los planes escolarizados tradicionales resultan más complicados de coordinar con un trabajo de tiempo completo, por eso se han creado planes educativos que se adaptan a estas necesidades. Una licenciatura ejecutiva es la solución a los problemas de organización del tiempo, ya que se basa en la flexibilidad de horarios y permite una mejor adaptación a las necesidades de cada persona. 

Ventajas frente a una licenciatura convencional

Existen diferencias notables entre una licenciatura ejecutiva y una escolarizada convencional, ya que, si bien están diseñadas para un mismo fin, brindar formación profesional, la ejecutiva va dirigida a personas que buscan la flexibilidad de horarios y clases, ya sea por trabajo o por proyectos de emprendimiento. 

También te interesa leer: 8 carreras universitarias que te pueden convertir en emprendedor

  • Mientras el plan escolarizado tiene horarios más rígidos, una de las principales bondades de los programas ejecutivos son la flexibilidad de horarios, que permiten adaptar las horas de estudio para cada persona de a cuerdo a sus necesidades, ya que pueden ser manejadas y modificadas por el estudiante.  
  • En una licenciatura convencional, es común acudir a clases presenciales 5 días a la semana, mientras que en un plan ejecutivo se reduce aun par de días solo para recibir asesorías y revisiones al trabajo hecho en casa. 
  • En una licenciatura ejecutiva, las clases están más enfocadas a la práctica, ya que están dirigidas a personas que necesitan o ya están inmersas en el mundo laboral, por lo tanto, requieren de más ejemplos aplicables a situaciones reales que ayuden a desarrollar las habilidades técnicas de su profesión. 
  • Hoy en día existen planes de licenciatura ejecutiva que ayudan a ahorrar dinero en transporte, ya que no es necesario moverse a otro sitio para estudiar, además es posible economizar por medio de becas y programas de financiamiento. 

Gracias a todas estas ventajas, es posible estudiar y trabajar, ya que permite coordinar a la perfección los horarios laborales con los de estudio, haciendo mas sencilla la actualización del conocimiento en múltiples áreas, además del desarrollo de habilidades valiosas para el campo laboral. 

También te interesa leer: 7 habilidades laborales que necesitas obtener y cómo conseguirlas

¿Cómo puedo estudiar una licenciatura ejecutiva?

Es necesario investigar las instituciones educativas que imparten estas modalidades de estudio, y que además ofrezcan la carrera que más te interese. Por otro lado, la elección de universidad irá relacionada con la colegiatura, ya que se debe tomar el presupuesto con el que se cuenta para invertir. Existen opciones públicas y privadas que se pueden adaptar a cualquier necesidad, y por otro lado los programas de becas pueden ser de gran ayuda para considerar la mejor opción. 

Sin duda una licenciatura ejecutiva es en la actualidad la mejor opción cuando de estudiar y trabajar se trata, ya que combina una serie de características que resultan convenientes para el desarrollo profesional, ya que permite la especialización y las relaciones con más profesionales del área, construyendo así un excelente perfil de egreso y aumentando la empleabilidad. Investiga todas las opciones que existen y elige la mejor para garantizar un futuro más productivo y exitoso.