Es muy probable que ya hayas escuchado sobre el método pomodoro, si no es así, enseguida te explicamos de qué se trata, pues te aseguramos que te será muy útil cuando decidas retomar tus estudios y continuar con una carrera universitaria.

Esta técnica se creó alrededor de los años 80 por Francesco Cirillo, esto debido a que tenía distintas responsabilidades y buscaba cómo gestionar el tiempo de manera correcta en cada tarea.

La práctica técnica pomodoro propone fraccionar el tiempo de estudio en espacios de tiempo cortos, pero de alta intensidad, seguidos de pequeños descansos que harán que la tarea sea mucho más práctica y productiva.

Al aplicar este tipo de ejercicios conseguimos que nuestro cerebro permanezca relajado y se nos facilite la concentración durante los bloques de estudio.

 

 

Lee también: Aprender a estudiar: 9 técnicas de estudio para la universidad

 

 

¿Cómo poner en práctica el método pomodoro?

A continuación, te enlistamos algunos consejos que puedes poner en práctica para que este método te funcione mucho mejor y le saques el máximo provecho:

Organizar actividades

Es importante que tomes una libreta o tu computadora para crear una lista de actividades pendientes; esto te ayudará a priorizar aquellas que requieran más sentido de urgencia y aquellas que puedan esperar un poco más.

Cronometrar y segmentar

Luego de tener claras tus tareas, lo siguiente es tener a la mano un cronómetro que divida tu tiempo de estudios en bloques de 25 minutos (pomodoros) separados por cinco minutos de descanso.

Lo importante es que te concentres y te enfoques completamente durante los 25 minutos dedicados al estudio y que puedas despejar y distraer tu mente en los 5 de reposo.

Descansos más largos 

Una vez que hayas sumado 4 pomodoros, podrás alargar el tiempo de descanso, así que puede ser de 15 o 20 minutos. Esto te ayudará a que tengas tiempo suficiente para finalizar una tarea y pasar a la siguiente sin tener que mezclarlas.

 

 

Lee también: Estudiar y trabajar, ¿es un gran reto?

 

 

¿Por qué me conviene emplear este método?

Existen varias razones por las que esta forma de fragmentar nuestra sesión de estudio aumenta nuestro rendimiento y nuestra concentración, entre ellas podemos destacar:

  • Mayor productividad. Si logras aplicar el método, verás como tu productividad aumenta debido a que estás empleando tu tiempo correctamente.
  • Previenes cansancio mental. Al descansar y aprovechar los 5 minutos para despejarte, evitas saturar tu mente y con ello previenes jaquecas y estrés.
  • Aprovechas mejor el tiempo. Una vez que tienes en mente el tiempo de estudio, sabrás que no tienes que desvelarte toda la noche para conseguir buenos resultados, por lo que el método pomodoro te permitirá hacer más cosas en tu tiempo libre.

¿Por qué me conviene emplear este método?

Al estudiar la universidad, verás que el nivel de exigencia sube con respecto a la preparatoria, por lo que invertir correctamente tu tiempo en cada materia será muy importante, sobre todo si trabajas y estudias al mismo tiempo o si tomas clases de alguna otra índole fuera de la institución que elijas.

Además, te aseguramos que el método pomodoro será tu mejor aliado en periodos de exámenes, sin importar la carrera que elijas.

¡Ya lo sabes! No tengas miedo de retomar tus estudios, con esta práctica te será mucho más sencillo mantener tus deberes de día a día; si aún tienes algunas dudas, te recomendamos descargar y leer el e-book gratuito que dejamos para ti en el banner de abajo; solo tienes que darle clic, llenar algunos datos y listo.

material EBOOK volver a estudiar