Las destrezas laborales son importantes para el buen desenvolvimiento en todas las profesiones y los abogados, por supuesto, no son la excepción a la regla.

En esta área profesional existen muchas habilidades que te pueden ayudar a desenvolverte con mayor efectividad en el mundo de las leyes. Por esa razón, en este texto te mostraremos algunas de éstas.

Eso sí, vale la pena que tengas en cuenta que las leyes son las normas por las cuales se ordenan y rigen las sociedades para convivir de forma armoniosa y que por la gran relevancia de esta labor, es que quienes ejercen la abogacía, deben tener un gran compromiso por desarrollar ciertas competencias.

¡Conoce cuáles!

1.-Capacidad de negociación

La negociación se define como una conversación entre dos o más personas para conseguir un acuerdo mutuo o un arreglo de intereses divergentes.

La capacidad de negociación que podamos tener como abogados puede generar espacios de colaboración y generar un ambiente propicio para crear compromisos duraderos que fortalezcan una relación con el cliente o socio.

Esta habilidad incluye la capacidad de controlar y dirigir una discusión planificando algunas opciones o alternativas y utilizando técnicas para poder lograr los mejores acuerdos.

Para un abogado está implícito que debe desarrollar esta habilidad, pues en la mayoría de los casos que va a enfrentar es necesario un proceso de negociación para llegar a un acuerdo entre las partes involucradas.

2. Comunicación fluida y empatía

Cuando una persona se acerca a un abogado para contarle un problema, es importante saberlo y atender con una buena comunicación profesional, comprensiva y empática.

Existen dos formas de comprender lo que una persona nos está contando: una es la comprensión intelectual, que se trata de entender todos los sucesos que ocurrieron, su orden y cómo una acción influyó en otra.

La otra forma es la comprensión empática. Acá enfocamos nuestra atención en cómo nuestro interlocutor está contando lo acontecido, principalmente resaltando el estado anímico y los matices emocionales que tiene la persona mientras relata lo acontecido.

Para un profesional de la carrera de Derecho, tanto la comunicación fluida como la escucha activa y la empatía son destrezas laborales esenciales.

3. Conocimientos amplios en su especialidad

Si bien esto es importante en cualquier carrera en la que te desempeñes, en el Derecho es particularmente sensible debido a que regularmente están en juego la libertad personal o la defensa de bienes esenciales como la propiedad. Por tal razón es importante:

  • Conocer las normas que rigen el Derecho en el área que te desempeñes
  • Desarrollar tu capacidad para identificar un problema jurídico que afecte a un cliente y tener habilidad para defenderlo
  • Mantenerte actualizado de forma permanente sobre las leyes que impactan directamente tu área de trabajo

Podemos decir que lo anteriormente dicho es la base de las destrezas laborales que debe tener un abogado para ejercer su profesión.

4. Manejo de idiomas

Si bien esta habilidad también es importante en casi todas las carreras en la actualidad, para el abogado puede ser una herramienta bastante útil, dependiendo del área en que se especialice.

Si quieres ejercer o ejerces el derecho internacional, no basta con saber inglés. Si conoces otros idiomas, es más sencillo que puedas llegar a destacar en más ámbitos y, por ende, estar más cerca de cumplir algunas de las metas de vida que tienes.

5. Comprensión lectora

Los abogados constantemente deben leer, tanto durante su paso por la universidad como al ejercer su carrera en el mercado laboral, y es fundamental que comprendan rápidamente y bien lo que está expresado en los textos.

¡Tranquilo! No se trata de que hoy puedas leer un libro entero en 5 minutos y después expresar claramente todo lo que ahí viene; sin duda, se trata de algo que poco a poco podrías ir desarrollando y que con ayuda de tus profesores durante la carrera y la práctica trabajarás.

6. Capacidad de investigación

Un buen abogado conoce dónde puede encontrar una norma jurídica que necesite en un momento determinado. También suele destacarse en la forma de investigar los hechos de un caso que esté manejando, abordando los detalles de forma minuciosa para poder tener más herramientas a la hora de defender a su cliente.

También, un gran profesional de las leyes suele ser bastante bueno a la hora de realizar cuestionarios o entrevistas a las personas involucradas en un caso, dentro o fuera de la sala de juicio.

Podemos tener una destreza laboral más desarrollada que otra. Sin embargo debemos estar en constante progreso debido a que éstas son herramientas que complementan la labor de todo profesional, en este caso el abogado.

En sentido, si alguna vez te has preguntado qué tan difícil es conseguir una licenciatura en Derecho, vale la pena que consideres que la clave está en enfocarte en desarrollar las habilidades que hemos mencionado y nunca perder de vista tus objetivos.

Todos los seres humanos nacemos con aptitudes diferentes y con la capacidad de desarrollar habilidades en el trascurso de nuestra vida.

En la actualidad no basta con las herramientas teóricas que podamos adquirir cuando estudiamos una profesión, sino que hay que incorporar, en la práctica, muchas destrezas que nos ayudarán a realizar las tareas de una forma mucho más eficiente.

El Derecho es una carrera apasionante no sólo por su variedad de opciones a la hora de ejercer en el mundo profesional, sino porque en la sociedad actual el abogado es una persona que se encarga de llevar por el cauce legal a la sociedad para su crecimiento.

Desarrollar destrezas laborales lleva tiempo, pero impacta de forma directa en tu vida profesional y personal

¿Crees contar con algunas de las habilidades aquí descritas? Entonces, no te pierdas este material que te ayudará a profundizar todavía más en la posibilidad de convertirte en abogado:

5 razones para estudiar la carrera de Derecho.