De entre las opciones académicas que existen, sin duda, la carrera de Administración es una de las más completas y atractivas. Esto se debe, sobre todo, a que ofrece una amplia formación del mundo de los negocios y fomenta que sus estudiantes desarrollen habilidades gerenciales y de emprendimiento.

Ahora bien, aunque se trate de una licenciatura que puede brindarle muchos beneficios a quien la estudia, esto no significa que cualquier estudiante deba cursarla sin pensarlo. Y es que, como cualquier otra carrera, exige que sus alumnos y profesionales cuenten con ciertas características para tener éxito en su estudio y ejercicio.

Para que puedas descubrir si realmente ésta responde a tus talentos, preferencias, habilidades y metas, hemos creado este texto. Así que, ¡no dejes de leer!

¿Cuál es el perfil de ingreso de un estudiante de Administración de Empresas?

Lo primero que debes saber es que quienes deseen obtener el título de administradores de empresas, idealmente, deben cumplir con ciertos aspectos que podemos dividir en 4 áreas: actitudes, habilidades, conocimientos y valores.

I. Actitudes

Entonces, en cuanto a las actitudes, el estudiante debe caracterizarse por estar dispuesto a colaborar en equipo en conjunto con profesionales tanto de su misma área de formación como de otras; también es aconsejable que se distinga por ser altamente responsable y por tener la capacidad de tomar decisiones, aún en momentos de mucho estrés.

Eso sí, vale la pena resaltar que si elijes esta opción académica también es clave que seas muy respetuoso ante todas las personas que te rodean sin importar su edad, sexo, condición socioeconómica, religión o cualquier otra característica.

Ten presente que, como dijimos al inicio de este material, la carrera de Administración de Empresas te prepara para dirigir compañías y negocios, por lo que es fundamental que siempre veas como iguales a quienes están a tu alrededor y que los trates siempre con dignidad y cordialidad.

Si consideras que cumples con lo que hemos mencionado o estás dipuesto a desarrollarlo, ¡excelente! Eso significa que vamos por buen camino.

II. Habilidades

Ahora, cuando hablamos sobre habilidades, es conveniente que los aspirantes a administradores sepan comunicarse correctamente de manera verbal y escrita, ya que al guiar a los colaboradores de una empresa hacia el cumplimiento de metas será importante que sepan transmitir con asertividad y efectividad los objetivos planteados y las acciones que deben realizarse para conquistarlos.

Por otro lado, es primordial que tengan facilidad para relacionarse con otras personas, puesto que entre sus labores tendrán la responsabilidad de evaluar que cada colaborador dentro de la empresa en la que trabajen cumpla con sus funciones y, en caso de que no sea así, deben identificar las áreas de oportunidad de los trabajadores y expresárselas con total claridad, honestidad y apertura.

También, para desempeñarse con éxito tras el estudio de la carrera de Administración de Empresas es clave que los estudiantes cuenten con capacidad de síntesis y análisis de información. Lógicamente no se trata de que cuando comiences la educación superior seas un experto en interpretar datos y clasificarlos, sino que más bien se busca que tengas facilidad para desarrollar estas tareas y que estés dispuesto a aprender.

III. Conocimientos

Sobre los conocimientos que se sugiere que tengas al ingresar a la carrera Administración de Empresas, lo más aconsejable es que cuentes con nociones básicas sobre matemáticas aplicadas, inglés, ciencias sociales, lectura y redacción. Adicionalmente, te será muy útil saber manejar las herramientas de las tecnologías de la información, puesto que cada vez cobran más fuerza en el ámbito de los negocios sin importar el giro de la compañía a la que te integres en el futuro.

IV. Valores

Por último, debes conocer que si quieres estudiar la carrera de Administración de Empresas, los valores que debes llevar como bandera son la responsabilidad, integridad, igualdad, compromiso, respeto, disciplina, honestidad y la vocación de servicio.

Sin duda, todo esto empata con los otros puntos que hemos mencionado hasta aquí, pues para poder colaborar con otros y empujarlos hacia el cumplimiento de metas, antes hay que tener la disposición para ayudarlos y conocerlos. De la misma manera, siempre que se quiera asumir un puesto de liderazgo, como lo son muchos de los que ofrece la carrera de Administración de Empresas, hay que tener una gran voluntad de dar lo mejor de sí cada día.

Por último, pero no menos importante, vale la pena enfatizar que cualquier estudiante que quiera dedicar su vida a esta licenciatura debe tener claro que se requiere de constante actualización para tener éxito en ésta. Hoy las industrias crecen y se transforman constantemente y sólo quien les sigue el ritmo puede lograr entenderlas, adaptarse y generar resultados positivos a pesar de los cambios.

Precisamente, por eso es que en esta opción académica también es importante continuar tu formación, luego de la universidad, con una maestría en Administración, puesto que te abre la mente hacia una profundización mayor del rol de un líder de compañías o emprendedor y te permite continuar tu aprendizaje.

¡Bien! Ahora ya conoces mucho más sobre el perfil de ingreso de la carrera de Administración y está en tus manos identificar si lo que leíste aquí empata con tus características personales y lo que esperas para los próximos años de tu vida.

Eso sí, no olvides que, sin importar cuál licenciatura decidas cursar, es muy importante que optes por estudiarla en una universidad que cuente con el Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (REVOE) en sus planes académicos. Esto te ayudará a certificar tu formación ante posibles empleadores en el futuro y a darle credibilidad a tus conocimientos.

¿Te gustaría compartir algo con nosotros sobre lo que hablamos en este material? En caso de que tu respuesta sea positiva, déjanos un comentario en la sección correspondiente. ¡Nos encanta estar en contacto contigo y ayudarte a sacarle el máximo provecho a la etapa universitaria!