En la actualidad, las excusas para no cursar una licenciatura parecen haberse agotado. Esto se debe a que hay múltiples opciones de apoyo económico para estudiantes, facilidades para estudiar en línea o en modalidad semipresencial y una amplia oferta educativa que permiten que volver a la universidad sea mucho más sencillo.

Además, debido a que la fuerte competitividad del mundo laboral ha generado que muchas personas regresen a las instituciones educativas en búsqueda de su título, éstas han flexibilizado sus planes de estudio y buscado nuevos métodos para que quienes tengan responsabilidades laborales puedan volver a estudiar.

Si tienes varios años en el mundo laboral y quieres capacitarte para contar con mejores ofertas de trabajo e impulsar tu crecimiento profesional, ¡no dudes en inscribirte a la licenciatura que siempre quisiste cursar! Los estudios superiores no son exclusivos de personas que acaban de culminar la preparatoria.

De hecho, las experiencias y vivencias que te ha dejado tu trabajo te serán de gran ayuda en esta etapa pues afrontarás la carrera de tus sueños con mucha más madurez y responsabilidad.

Y es que estudiar mientras trabajas o con años de experiencia laboral en tu currículum te hará valorar mucho más la universidad. Volverás a ella consciente de que estás dando un gran paso hacia la calidad de vida que siempre has deseado.

Además, seguramente el tiempo que pasó desde que dejaste tus estudios hasta ahora te ha servido para reflexionar. Ahora, quizás, te conoces un poco más a ti mismo y tienes mucho más claros tus objetivos e intereses.

Precisamente, el primer paso para que vuelvas a la universidad es tener bien definido qué buscas, qué esperas y quién eres. De esa manera podrás escoger una carrera que te apasione y que te dé las herramientas para cumplir tus metas personales y profesionales.

Si las responsabilidades y el tiempo no dejan que termines de decidirte por dar el paso de volver a la universidad, ¡no te preocupes! Hoy te ayudaremos a encontrar la motivación que necesitas.

A continuación te hablaremos sobre 10 cosas que ganarás si decides volver a la universidad. Después de conocerlas, no tendrás dudas de que debes retomar tus estudios cuanto antes.

1. Harás lo que te gusta

¿Te has preguntado si realmente estás haciendo lo que te apasiona?

Y es que muchas personas entran al mundo laboral simplemente buscando un buen ingreso o facilidades como el transporte y la flexibilidad de horarios, pero no piensan si realmente están ingresando a un lugar que empate con sus intereses y que los ayude a acercarse a sus propósitos.

Si esto te sucede, volver a la universidad te puede brindar las herramientas necesarias para que busques oportunidades laborales en las que verdaderamente te guste lo que hagas.

Eso sí, antes de regresar a la universidad, debes estar seguro de que has encontrado tu vocación. Elegir qué quieres estudiar no es una tarea sencilla.

Por ejemplo, si te interesan los temas de salud y te gusta relacionarte con la gente, debes buscar una carrera que te mantenga ligado a esa área y que te permita relacionarte con otras personas. En ese caso, la licenciatura en Fisioterapia sería una de las opciones que más se adaptaría a tus intereses.

Si escoger una carrera se te ha dificultado mucho hasta ahora, prueba con algún test vocacional. Debes saber que si bien en Internet puedes encontrar muchos de ellos, resultará mucho más favorable si lo realizas bajo la supervisión de un especialista que al terminar de contestar la prueba pueda darte un diagnóstico y brindarte asesoría.

Una vez que escojas tu licenciatura, ¡enfócate en dar lo mejor de ti! Piensa en que cada día de clases estarás más cerca de hacer lo que te gusta.

2. Ganarás más dinero

Cuando eres un empleado no especializado, aspirar a buenos salarios resulta muy difícil. Dicho en otras palabras, alcanzar el estilo de vida que siempre has deseado será complicado si no decides volver a la universidad.

Sin duda, dedicarle unos años a tu carrera te dará la oportunidad de postularte para empleos donde ofrecen una mejor remuneración y también te proporcionará las herramientas para negociar con tus futuros empleadores con el fin de que obtengas el sueldo que buscas.

Ten en cuenta que en México se establecen, generalmente de forma anual, los salarios mínimos para profesionales y siempre están por encima de las remuneraciones para trabajadores sin títulos universitarios.

Esto quiere decir que, apenas recibas tu título profesional, independientemente de tu experiencia, ya serás un buen candidato para percibir un salario por encima del promedio.

El contar con una carrera universitaria, además, te permitirá trazar un plan de carrera, en el que incluyas cursos, diplomados y especialidades para que puedas seguirte preparando y poco a poco poder exigir un mejor salario sin importar donde trabajes.

Incluso, si tu gran sueño es emprender tu propio negocio, volver a la universidad será una excelente herramienta para que impulses esta meta.

Las carreras como Administración de Empresas y Contaduría Pública, en las que aprenderás todo sobre el diseño, operación y rentabilidad de los negocios, te ayudarán a emprender de forma exitosa.

Debes saber que abrir una empresa sin contar con los conocimientos necesarios para hacerlo, puede resultar en un error muy costoso. Las inversiones siempre representan un riesgo y si se hacen de manera improvisada hay muchas más posibilidades de que no consigas tus metas.

Ya sabes, ¡capacítate en la universidad mientras comienzas tu carrera empresarial!

3. Tendrás oportunidades de ascenso

Si estudias una carrera universitaria, tendrás muchas más oportunidades de ascenso en tu vida laboral.

En el mundo empresarial, los profesionales escalan posiciones dentro de los organigramas de empresas o instituciones gracias al nivel de capacitación, experiencia y aptitudes que poseen.

Por ejemplo, los licenciados en Ciencias de la Educación más experimentados pueden optar a cargos de mucha importancia, relacionados a la dirección y coordinación de instituciones académicas.

Además, si actualmente trabajas en una empresa, obtener un título te puede ayudar a que te ofrezcan un mejor puesto dentro de la organización.

Incluso, ciertas carreras profesionales te permitirán ser tu propio jefe. Y es que algunas especialidades, además de abrirte las puertas a grandes empresas de talla internacional, brindan conocimientos ideales para ejercer tu profesión de manera independiente.

Carreras como Nutrición y Psicología, por ejemplo, te brindan la posibilidad de que ofrezcas un servicio totalmente privado. Rentar un bonito consultorio y trabajar bajo tus reglas y horarios es una oferta muy atractiva, ¿cierto?

También existen licenciaturas que resultan ideales si tu sueño es convertirte en un asesor o consultor.

Por ejemplo, grandes inversionistas y emprendedores necesitan de la ayuda de administradores de empresas para desarrollar sus proyectos de manera organizada y rentable.

Sin duda, los conocimientos que adquirirás al volver a la universidad te convertirán en un privilegiado del mundo laboral.

4. Serás mucho más culto

Las carreras universitarias, además de ofrecerte diversas materias especializadas, cuentan con algunas cátedras generales que te convertirán en una persona mucho más culta.

Durante tus estudios universitarios serán infinitas las cosas que aprenderás; historia, geografía, comunicación y tecnología, por ejemplo, son áreas que reforzarás mientras cursas la licenciatura.

Generalmente, los primeros años de las carreras son los que cuentan con materias generales. Luego, el plan de estudios se torna un poco más especializado.

Esos primeros años de carrera, aunque creas que tus materias no son muy útiles porque estás viendo pocas cosas con aplicación directa en tu licenciatura, realmente son fundamentales. En esa etapa recae gran parte de tu formación como profesional.

Y es que quien egresa de una universidad debe saber de todo un poco. Los conocimientos generales, aunque no lo creas, te ayudarán en muchas situaciones al momento de ejercer tu carrera.

Por ejemplo, si te especializas en un área en la que tengas que comunicar de manera visual y escrita el mensaje que tiene una marca o una empresa, conocer sobre historia podría darte elementos para que hagas diseños más creativos y con argumentos más sólidos detrás.

Asimismo, conocimientos en el área de innovación y tecnología siempre son muy valiosos en las empresas sin importar la profesión que tengas ya que te permiten mantenerte al tanto de las tendencias en tu profesión y te ayudan a hacer más eficientes tus prácticas.

En conclusión, mientras más cosas aprendas en tu paso por la universidad, ¡mejor!

Cursar una carrera universitaria es una experiencia única que debes aprovechar al máximo sin importar tu edad o el área de conocimientos que elijas.

 

5. Desarrollarás habilidades sociales

Como mencionamos anteriormente, si decides volver a la universidad, además de aprender aspectos técnicos de la carrera que escojas, absorberás conocimientos generales y añadirás nuevas habilidades a tu currículum.

Una de las competencias que aprenderás y que más te servirá al egresar de tu carrera es el desarrollo de relaciones interpersonales. La experiencia universitaria, entre otras cosas, se caracteriza por dejarles habilidades sociales a los alumnos.

Esto se debe a que durante la carrera universitaria conocerás a una gran cantidad de personas entre maestros, estudiantes y coordinadores con los que tendrás que aprender a interactuar todos los días, ya sea por un trabajo en equipo, un examen o simplemente para conversar sobre los temas de la clase.

Además, reforzarás aspectos comunicativos indispensables en el mundo laboral, como la oratoria, por ejemplo.

Exposiciones y presentaciones de tesis son ejercicios prácticos muy útiles que te servirán como preparación para juntas y presentaciones de proyectos en tu próximo trabajo profesional.

Y es que, sin dudas, es necesario que desarrolles tus habilidades sociales en la universidad. Sólo así podrás desenvolverte con confianza y seguridad en el mundo laboral.

Ten en mente que estas competencias te permitirán relacionarte con colegas, establecer buenas conexiones con tus patrones y dar lo mejor de ti para que el clima organizacional de tu empresa sea el idóneo.

¡Ya sabes! Si decides volver a la universidad, proponte mejorar tus habilidades sociales.

6. Mejorará tu autoestima

Nuestra autovaloración depende de muchos aspectos y uno de ellos es qué tan preparados creemos que estamos.

Si sientes que eres poco competitivo en el mundo laboral y tu nivel de preparación es bajo, posiblemente estés sufriendo problemas con tu autoestima.

Las personas que ocupan cargos bajos, en ocasiones, se sienten un poco opacados por sus compañeros e, incluso, dentro de sus familias.

Nada mejor para subir el ánimo y la autoestima que volver a la universidad. Aumentar tu nivel de capacitación te servirá para que tu confianza crezca y te impongas a ti mismo nuevos retos.

Un título profesional, sin dudas, te hará sentir que has alcanzado una gran meta y podrás ser un ejemplo a seguir para familiares y amigos.

Además, conocer personas y desenvolverte en un ambiente nuevo te ayudará a que te revitalices un poco. Salir de la rutina y emprender retos siempre es positivo.

Recuerda, el ambiente de las universidades es proactivo y dinámico. Si te involucras de lleno en la carrera que escojas, no habrá espacio para la apatía y pesadez.

Estudiar, sin dudas, es una actividad que te ayudará a mejorar de forma integral y, sobre todo, reforzará tu autoestima.

Recuerda la frase de Henry Ford que dice “Si crees que puedes, como si piensas que no, estás en lo cierto”. Esto nos habla de cómo nuestra actitud y nuestra autoestima pueden determinar qué tan lejos podemos llegar y si lograremos cumplir nuestras metas.

¡Siéntete seguro de ti mismo y mejora tu calidad de vida! Esto lo lograrás volviendo a tu casa de estudios.

7. Serás un líder en potencia

Regresar a la universidad y completar una carrera te convertirá en un líder en potencia a donde quiera que vayas.

Las carreras te brindan herramientas y conocimientos que, una vez obtengas el título, te capacitan para guiar a otros profesionistas y para generar conocimientos que impulsen a las futuras generaciones de tu industria.

Por ejemplo, la carrera de Gastronomía le brinda a sus egresados un perfil gerencial, y por ello suelen liderar negocios relacionados a la industria de los alimentos.

Debes saber que en los últimos años, la popularidad de la licenciatura en Gastronomía ha crecido porque las personas han entendido que sus egresados son mucho más que cocineros.

Los estudiantes de esta licenciatura, además de aprender a preparar suculentos platos, adquieren conocimientos en recursos humanos y contabilidad, entre otras cosas, para estar lo suficientemente preparados para dirigir restaurantes y otras empresas.

Por suerte, hay muchas carreras que le brindan un perfil de liderazgo a sus egresados, otros ejemplos son la licenciatura en Administración de Empresas, Ciencias de la Educación y Contaduría Pública.

Si sueñas con ser un líder, una carrera universitaria es el primer paso para lograrlo. Esa es otra de las razones por la que debes volver a la universidad.

También debes tomar en cuenta que al culminar una licenciatura te encontrarás con muchas opciones de posgrados y especializaciones que harán tu currículo mucho más atractivo y aumentarán tus probabilidades de ejercer funciones de liderazgo en tu vida laboral.

8. Aprenderás a ser organizado

Sin dudas, volver a la universidad te brindará muchos conocimientos sobre múltiples áreas de estudio, sin embargo hay muchas cosas más que aprenderás ahí.

Incluso, algunos de esos aprendizajes no sólo te ayudarán en el ámbito profesional, sino que también te impulsarán a construir hábitos que te beneficiarán en tu vida profesional y personal.

La experiencia universitaria, entre otras cosas, te enseñará a ser organizado, una característica común en las personas exitosas.

Cursar una carrera universitaria te exige gestionar tu agenda y administrar tu tiempo para cumplir tanto con tus responsabilidades académicas como las otras.

Sumado a eso, si estudias y trabajas al mismo tiempo, mucho mejor. Eso sí, esta es una combinación muy exigente que requerirá de mucha disciplina, pero ¡no te preocupes! en pocos meses mejorarás drásticamente tu capacidad de planear y organizar tus labores.

Ten en mente que ser organizado te permitirá aspirar a cargos de gerencia. Tener la capacidad de elaborar agendas de trabajo y organizar múltiples tareas a la vez te convertirá en un empleado muy bien valorado, independientemente de la industria en la que te desempeñes.

De ser posible, incluso trata de practicar tus habilidades de organización antes de entrar a la universidad. Comienza por realizar una agenda con todas tus actividades del mes, asígnales una fecha y esfuérzate por cumplir tus objetivos. Si bien las instituciones educativas te ayudarán a mejorar, es preferible que ya tengas algunas bases que te ayuden a superar el reto de la universidad.

De esa manera, cuando retomes tus estudios se te hará más sencillo combinar la licenciatura con el trabajo y las responsabilidades familiares.

9. Aprenderás técnicas de estudio

El mundo laboral cada día se torna más competitivo y el éxito parece destinado para las personas mejor preparadas.

Estudiar, sin dudas, debe ser una constante en tu vida si quieres escalar posiciones dentro de una gran empresa o industria. Y qué mejor manera de desarrollar el hábito de estudio que cursando una carrera universitaria.

Si llevas años en el mundo laboral, puede que hayas perdido la costumbre de leer, investigar y presentar trabajos académicos; sin embargo, nunca es tarde para retomar los hábitos que te ayudarán a crecer profesionalmente.

Una creencia popular asegura que un ser humano crea un hábito en sólo 21 días. Entonces, ¿imagina que pases meses y meses estudiando? Sin dudas, se convertirá en algo natural para ti.

De esa manera, después de culminar la carrera universitaria podrás plantearte mejorar tu formación, a través de postgrados, maestrías y otros cursos, para que añadas nuevos elementos de valor a tu currículum.

Quizás, ahora pienses que es demasiado tedioso seguir estudiando y puede que creas que con la carrera universitaria es más que suficiente. Sin embargo, en unos cinco años, después de que hayas vuelto a adaptarte a las exigencias académicas y su dinámica, tal vez estudiar se convierta en uno de tus intereses e, incluso, pasatiempos.

10. Vivirás una experiencia inolvidable

Para finalizar este listado de lo que ganarás al volver a la universidad, no podemos dejar de decirte que tu paso por una carrera profesional será una experiencia inolvidable.

Conocer a nuevas personas y adquirir conocimientos en diferentes áreas, incluyendo la que te apasiona, son vivencias que nunca se te olvidarán.

Además, la universidad influirá mucho en ti para el resto de tu vida. Y es que, nada más y nada menos, te servirá para alcanzar el título de la profesión que seguramente ejercerás por muchos años y determinará cómo lograrás conquistar tus metas de vida.

Incluso, en la universidad puedes conocer a personas que tomen una gran relevancia en tu vida. Quizás, en el campus encuentres a tu próxima pareja, mejor amigo o jefe.

Volver a la universidad, aunque conlleva un gran esfuerzo, es una experiencia que siempre vale la pena y la que, lamentablemente, no todas las personas pueden vivir.

Si tienes la posibilidad de volver a la universidad, ¡anímate!

Recuerda, ¡vivirás una experiencia inolvidable!

¡Y listo! Estas son 10 de las cosas que ganarás si decides volver a la universidad. Retomar los estudios, sin dudas, puede cambiar tu vida y transformar todo aquello que tú creías imposible en posible, por ejemplo construir un patrimonio para tu familia y crear tu propia empresa para aumentar tus ingresos.

Acceder a mejores sueldos, tener posibilidades de ascenso, aprender a organizarte, convertirte en una persona más culta y desarrollar habilidades sociales son beneficios invaluables que te brindará tu paso por la universidad y que no debes dejar de lado.

Así que si te has sentido identificado con lo que has leído en este artículo y estás listo para cambiar la forma en la que vives por medio del crecimiento profesional, es tu momento de elegir tu licenciatura y la universidad en la que la cursarás, no olvides que ambas decisiones son muy importantes.

 

Powered by Rock Convert