Sin duda, estudiar en una universidad privada es sinónimo de prestigio y una formación profesional de calidad.

Por esa razón, estas instituciones son una muy buena alternativa para ti si esperas cursar una licenciatura para mejorar tu perfil como trabajador y construir un futuro próspero y exitoso.

En una universidad privada encontrarás programas educativos oficiales, es decir, que cuentan con el Registro de Validez Oficial de Estudios (RVOE).

Este certificado lo otorga la Secretaría de Educación Pública (SEP) de México a aquellos planes académicos actualizados, coherentes y de calidad.

Los egresados de programas con estas características tienen grandes ventajas, como:

  • Facilidad para tramitar sus cédulas profesionales.
  • Integración a los colegios profesionales.
  • Reconocimiento de las autoridades mexicanas.
  • Mayor credibilidad ante sus posibles empleadores.
  • Mayor seguridad jurídica como profesionales.
  • Posibilidades de apostillar y legalizar títulos y certificados (esto es muy útil si planeas trabajar en el exterior en el futuro cercano).

Por supuesto, esta validez también la encontrarás en las universidades públicas. No obstante, es importante enfatizar que en una universidad privada cuentas con esta certificación y tu educación está avalada.

Ahora que sabes esto, llegó el momento de hablarte acerca de las razones específicas por las que estudiar en una universidad privada resulta una gran idea para ti.

1. Programas de empleabilidad

En la oferta universitaria privada encontrarás instituciones con un profundo compromiso por el desarrollo integral de su comunidad estudiantil.

Por esa razón, las instituciones de este tipo cuentan con diferentes programas y proyectos que contribuyen con el crecimiento profesional y personal de los alumnos, entre ellos los de empleabilidad.

Gracias a estos, cientos de jóvenes incrementan su capacidad de obtener empleos y, además, mantenerlos.

Esto se debe a que los programas de empleabilidad capacitan, informan y asesoran a los jóvenes y adultos sobre temas como las entrevistas de trabajo, la elaboración de currículums y las tendencias del mercado laboral.

Incluso, algunas universidades van un paso más allá y ofrecen, de manera directa, puestos de trabajo a sus alumnos.

Generalmente, esta clase de instituciones canalizan las postulaciones a sus vacantes a través de bolsas de trabajo internas, soportadas en plataformas tecnológicas.

Sumado a esto, los programas de empleabilidad involucran a los alumnos con las ferias de trabajo, lo cual puede servir como conexión hacia un empleo y, también, brinda una experiencia enriquecedora, pues en estos eventos se comparte información sobre el mercado laboral en general.

Además, estas ferias son una oportunidad excepcional para desarrollar tu estrategia de networking, la cual te permite construir una sólida red de contactos profesionales.

2. Programas de emprendimiento

Este es otro de los proyectos que una buena universidad privada desarrolla para favorecer a sus estudiantes, especialmente a aquellos que sueñan con crear empresas y ser sus propios jefes en el futuro cercano.

¿Acaso emprender es uno de tus objetivos de vida? Entonces, ¡presta atención a lo que explicaremos sobre los programas de emprendimiento!

Este tipo de planes cuentan con diferentes mecanismos para formar a los jóvenes y adultos interesados en construir una carrera empresarial.

Uno de estos es la realización de festivales y concursos en los que participan aquellos estudiantes que tienen una clara vocación por el emprendimiento.

Entre otras cosas, en el marco de estos eventos se dictan conferencias y talleres que sirven como inspiración para los alumnos y que, también, los capacitan para planificar y ejecutar planes de negocio.

También, se realizan competencias para desarrollar el “espíritu” emprendedor del alumnado en las que especialistas eligen las mejores ideas y proyectos de negocio.

Por otro lado, una universidad privada de calidad también cuenta con planes académicos específicamente relacionados con el emprendimiento, que resultan un valor agregado para los jóvenes y adultos interesados por esta área.

Este tipo de programas son breves e intensos y se cursan de manera online, lo que los hace flexibles, dinámicos y prácticos, facilitando que los alumnos pueden inscribirse en ellos a la par de que dan lo mejor de sí en sus carreras.

3. Grupos reducidos

Otro de los aspectos que caracterizan a una universidad privada de calidad es que se compromete con brindar una formación que, además de ser amplia y especializada, es también muy personalizada y cercana.

Por ese motivo, estas instituciones se encargan de distribuir las aulas y cursos de manera óptima, permitiendo que en cada una compartan una cantidad moderada de alumnos.

De esta forma se hace mucho más sencillo que todos los estudiantes puedan intervenir durante las jornadas de clases y, también, facilita la interacción entre ellos y los profesores.

Esto sucede tanto en las carreras tradicionales como en las ejecutivas, que sólo se cursan los fines de semana, y las online.

Sí, las licenciaturas en línea cuentan con aulas virtuales compartidas por un grupo reducido de alumnos, que tienen trato directo y cercano con sus tutores y profesores.

4. Mayor independencia

Si bien las universidades privadas también pueden ser impactadas o afectadas por diferentes variables y factores de su entorno, por lo general, resultan mucho más independientes y estables.

Por ejemplo, la calidad de las instalaciones de esta clase de instituciones no se ven comprometidas en caso de que el Estado afronte problemas económicos y reduzca el presupuesto para el sector educativo.

A su vez, esto hace que una universidad privada sea mucho menos propensa a huelgas por retraso en el pago del profesorado o deficiencias en las instalaciones.

Al tratarse de servicios privados o particulares, estas instituciones están obligadas a ofrecer una buena atención y las mejores condiciones a sus alumnos, que al final del día también son sus clientes directos.

¡Listo! Ya sabes cuáles son 4 de las razones por las que te conviene estudiar la carrera de tus sueños en una universidad privada.

No olvides que, además de estos aspectos, las instituciones privadas también cuentan con programas académicos oficiales y un gran prestigio a nivel nacional e internacional.

¿Te gustó este contenido? Tenemos muchos otros materiales que hablan de temas relacionados con la educación universitaria y el crecimiento personal, así que, ¡no olvides seguir las entradas de nuestro blog!