En tu día a día tienes contacto con múltiples obras arquitectónicas, pues dentro de éstas vives e interactúas todos los días.

Y es que este concepto hace referencia a todas aquellas edificaciones proyectadas y construidas a través de la arquitectura, como centros comerciales, edificios, iglesias y otros espacios.

Sin embargo, a pesar de tratarse de algo común, existen obras arquitectónicas que son realmente impresionantes. En caso de que te llame la atención conocer sobre aquéllas, ¡no dejes de leer!

A continuación te hablaremos sobre 4 de las más increíbles edificaciones del mundo.

1. Partenón, Atenas

Cuando hablamos de obras arquitectónicas impresionantes, no sólo nos referimos a edificaciones modernas construidas con materiales, maquinarias y técnicas de vanguardia.

Incluso antes de nuestra era, el ser humano construyó espacios que con el paso del tiempo se convirtieron en íconos de las ciudades, los países y el mundo en general.

Un ejemplo de esto es el Partenón de Atenas, en Grecia, una obra maestra hecha de mármol blanco y decorada con friso continuo.

Aunque fue construida entre los años 447 y 432 a.C., se planificó y proyectó desde el 480 a.C., tras la destrucción de la Acrópolis de Atenas por los persas.

Perícles, un político y militar de la época, fue el encargado de promover la edificación del Partenón, un templo dedicado a Atenea, que era considerada una diosa de la guerra, la civilización y la sabiduría.

Este aristócrata convenció a los atenienses de apoyar esta construcción con la idea de que se convertiría en un testimonio de la grandeza de la ciudad.

Por supuesto, desde ese momento se han realizado diversas restauraciones y trabajos arquitectónicos en el Partenón, que desde 1975 han sido aprobados por el Comité de Conservación de los Monumentos de Acrópolis.

2. La Sagrada Familia, Barcelona

Existen obras arquitectónicas que incluso sin estar terminadas resultan sorprendentes.

Quizás el caso más famoso de edificaciones no concluidas que se han convertido en íconos de la arquitectura es La Sagrada Familia, en Barcelona, España.

Aunque han pasado 137 años desde que se empezó a construir, en 1882, y se prevé que esté lista en 2026, esta basílica ya es una referencia arquitectónica de la urbe española y cada año la visitan miles de feligreses y viajeros.

Seguramente te preguntarás por qué esta obra ha tardado tanto tiempo en construirse. Lo que sucede es que se trata de un proyecto de gran magnitud que cuenta con una superficie de 4,500 metros cuadrados y tiene un gran significado para el catolicismo.

El diseño y la planificación de esta obra estuvo a cargo de Antoni Gaudí, un representante del modernismo catalán que por muchas organizaciones y especialistas es considerado uno de los grandes genios de la arquitectura.

Desde el punto de vista arquitectónico, uno de los aspectos más llamativos de esta obra son sus torres; la más alta de éstas de 172.50 metros.

Otro elemento sobresaliente de su exterior es el claustro, un tipo de patio con galería pontificada que prácticamente rodea todo el perímetro del templo.

En cuanto al interior, destacan su estilo orgánico, inspirado en formas de la naturaleza, las columnas que simulan troncos de árboles y las bóvedas laterales.

3. Nueva Galería Nacional de Berlín

Dentro de los clásicos de la arquitectura no sólo están aquellas edificaciones que tienen cientos o miles de años de historia.

Por ejemplo, uno de los íconos de este campo de conocimiento es la Nueva Galería Nacional de Berlín, en alemán, Neue Nationalgaleri.

Este museo, diseñado por el arquitecto Ludwing Mies van der Rohe, es uno de los grandes referentes del minimalismo del estilo internacional, también llamado movimiento moderno, y fue inaugurado hace 51 años, en 1968.

Durante este proyecto, Mies van der Rohe empleó técnicas de cubismo y expresionismo que derivaron en una construcción espaciosa que simula un edificio que flota sobre agua.

A su vez, el edificio es un gran zócalo de piedra protegido por una imponente cubierta metálica sostenida por 8 pilares perimetrales.

Por otro lado, en este zócalo de 105 x 110 metros existe un marcado contraste entre los espacios claros y los oscuros.

4. Templo del jardín de los ciervos, Kioto

En la actualidad, una de las más populares tendencias arquitectónicas consiste en integrar y cuidar la naturaleza al momento de planear una edificación.

De hecho, existe una rama llamada arquitectura sustentable o sostenible, que ha servido para edificar espacios para el hábitat humana sin atentar contra el medio ambiente.

Sin embargo, aunque posiblemente hoy se tome más en cuenta este principio, la integración de la naturaleza en la arquitectura se remonta a muchos siglos atrás.

El Rokuon-ji (Templo del jardín de los ciervos), conocido popularmente como Kinkaku-ji (Templo del pabellón de oro), es una construcción muy antigua que está acoplada a su entorno natural.

Este famoso templo japonés, construido originalmente en 1397 y ubicado en Kioto, está rodeado de árboles en una zona montañosa y cuenta con un jardín tradicional japonés.

Además, se ubica frente a un estanque llamado Kyoko-Chi (Espejo de agua) que cuenta con diferentes tipos de piedras que representan la historia de la creación de acuerdo al budismo.

En 1994, este templo, que funciona como resguardo de reliquias budistas, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Además de la conexión con la naturaleza, las plantas superiores recubiertas de hojas de oro, la decoración clásica y el estilo imperial, entre otras cosas, hacen del Rokuon-ji una de las obras arquitectónicas más impresionantes del mundo.

¿Qué te parecen las edificaciones que te mencionamos en este texto? Si te apasiona conocer sobre éstas, la carrera de Arquitectura es una excelente opción académica que debes valorar al terminar la preparatoria.

Gracias a los conocimientos que te brindará esta licenciatura podrás liderar y participar en proyectos de desarrollo de espacios para el hábitat humana e, incluso, en construcciones que se transformarán en hitos arquitectónicos.

¿Te gustó este contenido? Si quieres seguir accediendo a materiales tan interesantes como éste, ¡no olvides seguir las entradas de nuestro blog!