Las habilidades digitales son un aspecto fundamental en los mercados laborales de hoy, que permiten que los profesionales y trabajadores destaquen y sean mucho más efectivos al cumplir con sus labores.

En esta era interconectada, multimedia y digital, los puestos y cargos más privilegiados y relevantes en las empresas están destinados para quienes mejor se desempeñen en el ámbito web y tengan una mayor capacidad de uso y aprovechamiento de redes, softwares y ciertos dispositivos.

Entonces, ¿te gustaría saber cuáles son las habilidades digitales que te conviene desarrollar para tener éxito laboral y profesional en el mundo de hoy? De ser así, ¡síguenos y aprendamos juntos!

1. Búsqueda de información en Internet

Internet es la mayor fuente de información del mundo. No hay libros para estudiantes o documentos que puedan llegar a compararse con el universo web en cuanto a volumen de datos.

Por ese motivo, la correcta búsqueda de información en Internet puede considerarse una de las más importantes habilidades laborales, pues ayuda a que los trabajadores obtengan datos y conocimientos valiosos y útiles para el desempeño de sus funciones.

Es importante decir que esta tarea va mucho más allá de realizar una consulta o búsqueda en Google, Bing o cualquier otro motor de gran popularidad.

También conlleva, en primer lugar, filtrar o categorizar la información que se quiere obtener, categorizando las búsquedas y consultas por tema, formato, fecha y zona geográfica.

Otro aspecto importante que define una correcta búsqueda de información en Internet es el análisis de la veracidad y precisión de los datos, tomando en cuenta las características y antecedentes del portal o sitio donde se obtuvieron.

Recuerda que Internet es un mundo gigantesco y democrático, al que acceden desde prestigiosos medios de comunicación y firmas de investigación hasta personas que manipulan la información y buscan generar confusión.

2. Comunicación digital

La comunicación tradicional y presencial nunca será sustituida del todo, pero hay que admitir que cada vez gana más terreno la interacción por medio de canales digitales.

De hecho, en el mundo laboral de hoy resulta indispensable comprender y dominar estas nuevas formas de interacción, las que permiten mantener una comunicación efectiva a distancia y de manera flexible y efectiva.

Para dominar la comunicación digital, simplemente necesitas conocer y entender los medios, soluciones y herramientas que la permiten.

Entre estas herramientas se encuentran las aplicaciones de videollamadas, que incluso también se han convertido en una gran alternativa de comunicación para las personas particulares, ya que permiten que familiares y amigos puedan verse y hablarse aunque se encuentren a miles de kilómetros de distancia.

Nos referimos, por ejemplo, a Skype, Google Hangouts y Zoom. ¿Ya has utilizado estas aplicaciones y sabes cómo funcionan? De ser así, ¡grandioso!

Eso sí, las empresas generalmente contratan planes premium y ampliados de estas herramientas, de manera que pueden contar con funcionalidades añadidas y suelen tener mayor capacidad de participantes y almacenamiento.

Debido a esto, cuando utilices alguna de estas aplicaciones con un plan empresarial puede que su interfaz y panel de opciones no sea idéntica a la de las versiones gratuitas y para el público en general, pero sí incluirá elementos muy parecidos, que te permitirán adaptarte rápidamente.

3. Liderazgo en red

Esta cualidad consiste en dirigir o coordinar equipos distribuidos en entornos digitales o redes, que no se encuentran en un mismo espacio físico.

El liderazgo en red se ha vuelto muy común en estos tiempos, ya que miles de empresas en todo el mundo le han dado una oportunidad al trabajo remoto, también conocido como home office, con la finalidad de reducir costos, proporcionar bienestar a los empleados y, en general, operar de forma moderna y flexible.

Por supuesto, convertirte en un líder de estos esquemas de trabajo es algo que requiere práctica, capacitación y mucho esfuerzo. ¡No será de la noche a la mañana!

Un muy buen primer paso para lograrlo es entender cuáles son los retos claves para dirigir grupos de trabajo que funcionan de esta manera, así que veamos algunos.

Entre los mayores desafíos está comunicarse tanto de forma particular con ciertos miembros del equipo como de manera general con todo el grupo.

Para esto, ya sabes que puedes emplear herramientas de videollamadas y comunicación como las mencionadas anteriormente.

Otro gran reto es supervisar las actividades y labores aunque se esté en un espacio físico distinto al de los demás miembros del equipo.

Para lograr esto se requiere de soluciones tecnológicas mucho más especializadas, orientadas a garantizar el control operacional a distancia.

Un ejemplo de estas herramientas de funcionalidades avanzadas es Trello, que permite administrar proyectos, asignar tareas, visualizar el avance de actividades y enviar archivos y documentos, todo desde una misma plataforma.

4. Gestión de grandes volúmenes de información

Los trabajadores de hoy disponen de un gran volumen de información, gracias a Internet y a las múltiples redes y sistemas que pueden incorporar las empresas para recolectar datos.

Precisamente, el manejo y la gestión de estos grandes volúmenes de información forman parte de las habilidades digitales, pues es una labor que se realiza de forma óptima cuando se utilizan herramientas, aplicaciones, softwares y dispositivos.

Y es que en los tiempos de hoy resulta prácticamente imposible ser productivo y eficaz si se administran los datos en papel o de manera física, ya que esto representa lentitud, múltiples errores y mayores probabilidades de pérdida de información valiosa.

En cambio, los trabajadores y profesionales deben esforzarse por aprender a manejar los datos y la documentación en entornos digitales, que proporcionan agilidad, flexibilidad y mayores niveles de seguridad y de protección de los mismos.

Entre las herramientas que permiten la gestión digital de información encontramos desde sencillos blocs de notas, que puedes descargar en tu teléfono móvil, hasta robustos y complejos softwares empresariales. ¡Empieza a familiarizarte más con este tipo de soluciones!

5. Capacidad de trabajo a distancia

Además de liderar los equipos de trabajo a distancia, un empleado de calidad sabe, en general, cómo desenvolverse bajo este moderno esquema laboral.

Como ya sabes, uno de los puntos importantes es mantener una comunicación constante con los otros miembros del equipo, aprovechando las facilidades que la tecnología permite por medio de aplicaciones como Skype, Google Hangouts e incluso WhatsApp.

Otro aspecto importante de la capacidad de trabajo a distancia es la autodisciplina, pues no tendrás siempre un jefe detrás de ti, que te indique qué debes hacer y cuándo hacerlo.

Esto también refleja que esta competencia digital demanda una gran capacidad de autonomía, pues los empleados deben tomar decisiones por sí mismos y resolver algunos problemas cotidianos sin la ayuda de los superiores.

6. Dominio de programas informáticos básicos

Existen múltiples programas informáticos esenciales, que no faltan en ningún computador y que, además, son muy valiosos para el entorno laboral.

Entre estos se encuentra el paquete de programa de Microsoft Office, que incluye valiosas herramientas como Word, Excel y Power Point.

Si bien hoy existen soluciones especializadas y con mayores funcionalidades, el dominio de estas herramientas sigue siendo muy valioso para un empleado.

Por ejemplo, si tomamos como referencia Excel, aún resulta una excelente opción para hacer cálculos y almacenar información financiera, que complementa softwares mucho más robustos.

Sin duda, el uso y dominio de aplicaciones básicos como éstas aún resulta un atractivo valor agregado para el currículo de un trabajador, que demuestra que está familiarizado con el ámbito digital.

7. Nociones de seguridad informática

La seguridad informática es una de las habilidades digitales más valiosas e importantes en un trabajador.

Y es que de nada vale que un empleado domine múltiples programas y herramientas si no garantiza la privacidad de datos de la empresa en que se desenvuelve.

Ante esta realidad, las organizaciones necesitan trabajadores que sean cuidadosos y cautelosos a la hora de utilizar plataformas, softwares y cuentas privadas, que apliquen las buenas prácticas de seguridad informática, como:

Uso de antivirus y antispam

Si bien la compra e instalación de estas herramientas corresponde a las empresas, es importante que estés familiarizado con éstas y que las utilices con fines personales, para proteger el computador de tu hogar, por ejemplo.

Uso de contraseñas complejas

Este punto es muy importante para que no se vulnere la privacidad de datos.

Mientras mayor dificultad tengan las contraseñas, producto de su longitud y de la combinación de diferentes tipos de caracteres, menor es el riesgo de ser víctima de la piratería informática y del robo de datos.

Por supuesto, a esto deben sumarse otros aspectos de prevención, como asegurar las redes de wifi y evitar la conexión desde dispositivos de uso público.

Actualización de dispositivos

Mantener al día los dispositivos aprovechando las nuevas actualizaciones y versiones de software es fundamental para que sean mucho más seguros.

De hecho, muchas veces estas actualizaciones de proveedores o fabricantes no están orientadas a incorporar nuevas funcionalidades o diseños, sino a hacer que sus equipos o programas tengan un mayor nivel de seguridad informática.

8. Uso de redes sociales con fines estratégicos

Las redes sociales son utilizadas por millones de personas en todo el mundo, pero no todas lo hacen con fines estratégicos, como promocionar productos, captar clientes u ofrecer servicios profesionales.

En efecto, otra de las habilidades digitales es tener la capacidad de aprovechar las redes sociales para conseguir objetivos estratégicos, lo que conlleva un profundo conocimiento de sus funcionalidades y potencialidades.

También, requiere el uso de herramientas que se integran a las redes para categorizar publicaciones por zonas geográficas, realizar publicaciones programadas o automáticas y publicar anuncios pagos, entre otras cosas.

El uso estratégico de las redes sociales también está relacionado con la comprensión y el conocimiento del público al que van dirigidos los mensajes y publicaciones, pues de esto depende que la interacción sea efectiva.

Por supuesto, si no te piensas dedicar a áreas asociadas al marketing digital, no es necesario que llegues a un elevado grado de especialización en este tema, pero sí que entiendas cómo funciona y que siempre tengas presente el poder de estas plataformas para los negocios.

9. Intuitividad digital

Se trata de una habilidad que se desarrolla con la práctica, la experiencia y muchas horas dentro de Internet y múltiples plataformas digitales.

Básicamente, consiste en entender de manera natural los patrones y características comunes que tienen la gran mayoría de los sitios web y de las aplicaciones, para adaptarse a éstas rápidamente y utilizarlas sin que sea necesaria una extensa curva de aprendizaje.

Como ves, no hablamos de una habilidad que aprenderás en un curso o de manera especializada, sino que simplemente desarrollarás con el tiempo y con el uso continuo de los recursos digitales e Internet.

¡Muy bien! Estas son algunas de las habilidades digitales que te conviene desarrollar para tener éxito en el mundo laboral.

Ahora probablemente te preguntes cómo adquirir y fortalecer todas estas cualidades. ¿Estamos en lo correcto? En ese caso, debes mirar hacia la educación universitaria.

Si bien es cierto que por tu propia cuenta puedes aprender muchas de las cosas que mencionamos, el ingreso a la universidad te proporcionará un mayor grado de especialización en temas digitales.

Eso sí, es necesario que selecciones una institución moderna y con programas educativos actualizados, que realmente se preocupe por desarrollar las competencias digitales de sus alumnos para que puedan destacar en los entornos laborales.

Además de desarrollar estas cualidades, es importante que utilices las plataformas y medios digitales para dar a conocer tu perfil laboral y tus conocimientos.

Por ejemplo, puedes optar por crear un portafolio profesional que puedan visualizar cientos e incluso miles de personas en Internet.

También, dale un toque corporativo a tus redes sociales, hablando de temas laborales y de tus áreas de especialización.

¿Te pareció interesante esta lectura? Si quieres interactuar con otro valioso contenido de nuestro blog, que te aporte más información relevante para tu vida laboral y desarrollo personal, no dejes de hacer clic en el siguiente enlace:

La importancia de contar con habilidades sociales en el mundo laboral