Estudiar Nutrición es un proceso mucho más enriquecedor y amplio de lo que muchas personas creen.

Y es que los profesionales en esta área no sólo son expertos en dietas y en los valores calóricos y nutricionales de los alimentos. También conocen sobre farmacología, fisiología humana y muchas otras áreas científicas y médicas.

Lógicamente, para aprovechar un programa académico tan profundo e interesante como éste, es necesario que te preocupes por desarrollar ciertas cualidades, habilidades y características.

¿Te gustaría conocer 4 de éstas? De ser así, ¡acompáñanos hasta el final del texto!

1. Capacidad de análisis y síntesis

Al estudiar Nutrición te encontrarás con amplios conceptos y un gran volumen de información. Por ende, debes tener la capacidad de analizar las lecturas y sintetizar los conocimientos.

Así se te facilitará comprenderlos a fondo y aplicar los aspectos más relevantes en situaciones y contextos que lo ameriten.

Esto también implica abordar temas y concepciones con mirada crítica y objetiva y tener criterios para comparar y sacar conclusiones.

2. Pensamiento científico

Recuerda que la carrera de Nutrición tiene una relación directa con el ámbito médico, pues su función principal es contribuir con la salud de las personas.

Por ese motivo, es necesario que sus estudiantes piensen de manera científica y no lleguen a conclusiones por medio de prejuicios, “intuición” o percepciones netamente personales.

Entre otras cosas, una persona que piensa de manera científica procura investigar, asociar elementos y plantearse hipótesis siempre que quiera descubrir más sobre un determinado tema o aspecto, es decir, investiga.

3. Orientación al logro

El trabajo de los especialistas en Nutrición, como el de muchos otros profesionales, está orientado a objetivos concretos.

Siempre que atiende a una persona, este profesional se preocupa por descubrir su estado de salud y otras características, para luego establecer metas específicas en cuanto a pérdida o aumento de peso, reducción o incremento de grasa corporal y mejoramiento de determinados parámetros nutricionales.

El estudiante ideal de esta carrera debe proponer acciones que se traduzcan en resultados óptimos y sustentables.

4. Empatía

Una persona empática es aquella que tiene la valiosa capacidad de entender los padecimientos, preocupaciones, percepciones y pensamientos de los demás.

Cuando se trata de estudiar Nutrición o ejercer esta carrera, la empatía es una característica y habilidad que cobra una importancia especial.

Una de las claves para prestar un buen servicio es comprender lo importante que resulta para las personas lograr un peso ideal y mejorar su salud, y las esperanzas que tienen en que cumplir con estos objetivos aumente significativamente su calidad de vida.

¡Muy bien! Ahora sabes qué habilidades debes desarrollar y fortalecer para estudiar Nutrición.

Si te llama la atención esta carrera, ¡manos a la obra! Ya verás que con disciplina y esfuerzo podrás adaptar tu perfil a las exigencias de esta gran licenciatura.

Si necesitas más información sobre la carrera de Nutrición o tienes alguna duda específica, ¡no olvides que puedes contactarnos!

Imagen enlace a whatsapp