El derecho mexicano está lleno de curiosidades, coincidencias, momentos históricos y datos que marcaron para siempre la historia de nuestro país.

Por ejemplo, ¿sabías que la pluma con la que se firmó la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos fue la misma con la que se firmó el Plan de Guadalupe en 1913?

Como sabemos que te interesa el tema, en esta lectura queremos que conozcas otros datos curiosos sobre las leyes en México que estamos muy seguros de que te van a interesar. 

¿Quieres saber más? ¡No dejes de leer!

1. Calmécac, la primera escuela de Derecho de América

En la época prehispánica, específicamente durante la civilización azteca, existió la Calmécac, un lugar donde era posible desarrollar estudios relacionados a distintas áreas. 

Entre los ámbitos de formación que se impartían para los hijos de la nobleza azteca se encontraban:

  • Historia
  • Astronomía
  • Matemáticas
  • Valores morales

Para esa civilización era fundamental preparar desde el punto de vista académico a sus futuros sacerdotes, jueces, senadores, maestros y gobernantes. Todos estos perfiles estudiaban en Calmécac.

El tema de la impartición de justicia era fundamental, porque los aztecas entendían que quienes rompían las reglas de su sociedad debían ser castigados de la manera más severa, por eso una de las cátedras principales de la Calmécac era lo que se entendía para esa época como el Derecho.

Esta casa de estudio era muy importante porque los aztecas le daban mucho valor al desempeño de los altos cargos de orden y administración de las responsabilidades en la civilización. 

El objetivo principal de los encargados de impartir las clases es que los estudiantes cultivaran una buena capacidad de toma de decisión porque exclusivamente se encargaban de definir el destino de la gran mayoría de la población.

Dicha escuela funcionaba a modo de internado; realmente los hijos de la nobleza azteca vivían, comían y dormían en Calmécac. 

Cuando daban clases sobre religión, los aspirantes a sacerdotes incluían prácticas de rituales, cantos a los dioses e interpretación de los sueños. 

Mientras, los aspirantes a guerreros, que casi siempre eran los mismos que estudiaban para gobernar, tenían un desarrollo más enfocado en prácticas militares, asuntos de gobierno y economía. 

I. Capacidades de aprendizaje

Para los aztecas, la capacidad de aprendizaje de los individuos era una característica que se heredaba. Por eso sólo los hijos de los integrantes de la nobleza náhuatl podían estudiar en Calmécac.

A los estudiantes les fomentaban una fuerte disciplina de trabajo y les enseñaban que la dedicación, el desempeño de calidad y la excelencia eran las mejores vías para realizar su labor de la mejor forma. 

Además de entrenar su mente, solían cumplir con rutinas físicas que los hacían tener una presencia imponente, además los educaban para que controlaran el apetito, el dolor y la fatiga.

¿Sabías que la primera escuela de Derecho de América se desarrolló durante la civilización azteca? Si tu respuesta es afirmativa, ¡excelente! Eso sí, éste no es el único dato curioso sobre el derecho mexicano, todavía tienes mucho más por descubrir.

2. El Día del Abogado

La primera clase de Derecho en México, que sucedió de forma establecida y en una universidad que fue traída por el Reino de España, se realizó el 12 de julio de 1553, y el principal responsable fue el Fray Bartolomé Frías y Albornoz.

En 1960 un diario mexicano propuso que esta fecha fuera fijada como el Día del Abogado por celebrarse esta primera clase hace más de 5 siglos.

¿Te imaginas cómo se desarrolló esa clase y qué herramientas para facilitar el aprendizaje utilizaron? 

¡Ojo! Esta fecha conmemorativa no se planteó exclusivamente como una celebración. Su creación también se impulsó como un llamado de atención para los profesionales del Derecho. 

Se entiende que cada 12 de julio todos los abogados deben renovar sus votos como abogados para que actúen siempre bajo el marco legal y que sus acciones siempre busquen enaltecer la justicia y el respeto por el derecho de todos los individuos que integran la sociedad.

3. Expresidentes mexicanos que estudiaron Derecho

Esto indica que la carrera de leyes tiene un nexo bastante particular con el ejercicio del Poder Ejecutivo de la Nación.

Los expresidentes mexicanos (de los últimos 11 que han existido) que sí estudiaron la carrera de Derecho fueron: 

  • Enrique Peña Nieto (2012 – 2018).
  • Felipe Calderón (2006 – 2012).
  • Miguel De La Madrid (1982 – 1988).
  • José López Portillo (1976 – 1982).
  • Luis Echeverría (1970 – 1976).
  • Gustavo Díaz Ordaz (1964 – 1970)
  • Adolfo López Mateos (1958 – 1964)

Previo a los gobernantes más recientes, existe una larga data de abogados que fueron presidentes de México. Esto se debe a que los abogados tienen un gran conocimiento de las leyes mexicanas porque obviamente las estudian y eso facilita su ascenso al poder.

Por supuesto, uno de los casos más relevantes es el de Benito Juárez. Dicho político reformista es uno de los abogados y políticos más célebres de la historia de Latinoamérica.

De los últimos 11 presidentes de la historia mexicana, 7 estudiaron Derecho. Los que no cursaron esta carrera fueron:

  • Andrés Manuel López Obrador (2018 – al presente y hasta 2024) – Ciencias Políticas.
  • Vicente Fox (2000 – 2006) – Administración de Empresas.
  • Ernesto Zedillo (1994 – 2000) – Economía.
  • Enrique Salinas de Gortari (1988 – 1994) – Economía.

4. En México hay más de 1 millón de abogados

Según datos del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), en México un total de 1,024,779 personas han estudiado Derecho. 

Desde el punto de vista de volumen de la población estudiantil, es la tercera carrera con mayor cantidad de profesionales en toda la nación. 

Pero esta profesión es tan importante y tiene una cantidad de áreas de desarrollo tan imponente que su tasa de informalidad es de 27%, según el IMCO. 

Esto quiere decir que solo 3 de cada 10 personas que estudian Derecho se dedican a otra actividad que no está relacionada con su profesión. 

Además, es muy probable que no batalles para conseguir trabajo si estudias dicha licenciatura, porque según el IMCO su tasa de desocupación es de 95%, lo que indica que de cada 20 personas que estudiaron leyes, 1 no logra conseguir trabajo en promedio. 

¡Y listo! Con esto llegamos al final de la lectura de hoy. Esperamos que, conociendo estos datos curiosos sobre el derecho mexicano, sepas que esta carrera es muy interesante para tu futuro. 

¿Te gustó lo que leíste? Te invitamos a que sigas otras entradas de nuestro blog para que descubras más sobre la posibilidad de estudiar alguna carrera.