Si tienes en mente grandes metas, como obtener un título profesional y construir un patrimonio, aprender a manejar tus finanzas personales de forma óptima es clave para lograrlo.

Y es que comúnmente las personas cometen algunos errores al administrar su dinero que les impiden avanzar hacia el cumplimiento de sus objetivos y aprovechar al máximo sus recursos.

¿Quieres saber sobre algunas de las equivocaciones que debes evitar en tus finanzas personales? Si tu respuesta es positiva, entonces, ¡no dejes de leer!

1. No ahorrar

Aunque guardar cierto porcentaje de tus ingresos cada mes para destinar al ahorro, en ocasiones, pueda parecerte muy complicado, debes saber que debes considerarlo como una prioridad.

Piénsalo, si comienzas a hacer esto, lo convertirás poco a poco en un hábito que te permitirá alcanzar muy pronto las metas que tanto anhelas y, además, dejarás atrás muchos momentos de estrés, pues cuando alguna situación extraordinaria se presente, como una visita al doctor o cierta crisis en tu empleo, siempre tendrás un respaldo económico.

Ahora bien, en cuanto al monto que debes ahorrar, no hay una cantidad fija que aplique para todas las personas, sino que con base en tu presupuesto, tus necesidades y tus responsabilidades, debes buscar una cantidad que sea viable.

No obstante, debes saber que según algunos expertos, como lo menciona el diario Expansión, lo ideal es que logres guardar el 20% de tus recursos económicos mensualmente.

2. No planear

Otro de los factores clave que debes considerar en tus finanzas personales es, sin duda, la planeación, puesto que sin ésta perderás muy fácil el control sobre tu dinero y difícilmente alcanzarás tus metas.

Para esto, lo primero que tienes que hacer es hacer una lista de todas tus fuentes de ingreso, gastos, deudas y metas.

Una vez teniendo esto, deberás acomodar tu presupuesto de tal forma que te permita cumplir con tus responsabilidades económicas de cada mes, pero, a la vez, ahorrar para liquidar tus pasivos, lograr tus objetivos y tener un fondo para imprevistos.

Ten presente que para tener finanzas personales sanas es importante que no acumules adeudos, por lo que antes de hacer nuevas adquisiciones o considerar nuevos gastos, es fundamental que primero pagues todo lo que tengas pendiente.

Y, claro, también es vital que tengas muy claro cuánto debes ahorrar para tus metas, como la educación superior, ya que si no tienes una cifra, será complicado que midas cuánto dinero debes destinar a esta meta y evalúes tu progreso.

Si planeas paso a paso cómo conquistar tus objetivos y te comprometes, nada te detendrá para alcanzarlos con éxito.

3. No considerar los gastos extraordinarios

Este punto va muy ligado al anterior, puesto que comúnmente al momento de realizar sus presupuestos, las personas omiten aquellos gastos que, aunque no representan necesidades básicas, realizan cada mes.

Un ejemplo de esto son las comidas fuera de casa, los cafés, las visitas al cine, entre otras actividades de recreación.

Así que si quieres que tus finanzas personales se mantengan bajo control, lo ideal es que consideres cierto porcentaje de tus ingresos a todos los gastos extraordinarios que tengas.

De esta forma, tendrás claro al momento de salir de casa cuánto dinero puedes gastar y no deberás preocuparte por desembolsar de más.

4. No invertir

Existen muchas maneras de lograr que el dinero que guardes pueda generarte un mayor rendimiento.

Por esa razón, es importante que evalúes la mejor forma de hacer tu dinero crecer para que te acerques más rápido al cumplimiento de tus metas.

Por ejemplo, hay quienes optan por emprender un negocio con sus ahorros para poder no sólo incrementar tus ganancias, sino tener otra fuente de ingresos que les permita tener una mejor calidad de vida.

Sin embargo, debes considerar que para lograrlo con éxito es importante que primero curses una licenciatura que te prepare para afrontar todos los retos que conlleva abrir un negocio.

De hecho, la educación superior y los posgrados son otra forma de inversión que puede ser clave para tu futuro, puesto que según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), los ingresos de las personas aumentan según el nivel educativo que alcanzan.

Asimismo, los bancos y las casas de bolsa pueden ofrecerte diversas alternativas.

Si quieres conocer cómo puedes comenzar a invertir tu dinero desde los $10,000, descúbrelo en este artículo del medio Forbes.

5. Gastar más de lo que ganas

¿Te ha pasado que antes de que puedas cobrar tu siguiente salario te quedas sin dinero? Esto es más común de lo que piensas, pero no quiere decir que no sea un error que debes evitar en tus finanzas personales.

Y es que al gastar todos tus ingresos días antes de tu próximo pago, lo más probable es que tengas que utilizar tarjetas de crédito o pedir un préstamo para poder cerrar el mes o la quincena.

Con esto no queremos decir que el crédito o pedir ayuda a otras personas sea malo; sin embargo, para tener una economía familiar sana debes asegurarte de que no gastar más de lo que percibes mensualmente, puesto que si comienzas a acumular pasivos, puedes llegar a adquirir deudas difíciles de saldar.

Así que, en resumen, la clave es tener siempre presente cuáles son los gastos que debes realizar y tener una planeación muy clara en la que consideres montos específicos para cada una de tus actividades y responsabilidades.

Aunque esto pueda parecerte un poco agobiante al principio, a medida que generes tus primeros ahorros y veas cómo el camino hacia tus metas es cada vez más corto, sabrás que todos tus esfuerzos habrán valido la pena.

Asimismo, ahora que ya tienes más claro qué errores debes evitar en tus finanzas personales, asegúrate de eliminar de tu rutina todo aquello que le hace mal a tu economía y no olvides invertir en tu formación, puesto que será el pilar que te hará crecer profesionalmente y acelerar tu desarrollo.

¿Este artículo fue útil para ti y quieres acceder a otros contenidos similares? En ese caso, ¡sigue las entradas de nuestro blog!