Al graduarte de la preparatoria es necesario que te propongas estudiar una carrera que, además de impulsarte a tener un próspero y exitoso futuro, te permita ayudar a los demás. Por esa razón, convertirte en fisioterapeuta es una opción que, sin duda, debes tomar en cuenta.

Gracias a la carrera de Fisioterapia, que forma especialistas capaces de diagnosticar y tratar problemas de salud relacionados a lesiones y dolencias patológicas, podrás combatir diversas enfermedades que suelen aquejar a los seres humanos.

Una de las características principales de esta profesión es que, en vez de atender los diferentes males mediante fármacos, lo hace a través de técnicas terapéuticas que se enseñan en la universidad.

Sin duda, esta licenciatura resulta una gran opción para personas que buscan tener una autovaloración positiva y ser un apoyo para su entorno.

Si esos son tus objetivos, ¡no puedes dejar de leer este artículo! Y es que a continuación te mencionaremos 3 enfermedades que podrás tratar si optas por esta alternativa académica.

1. Daño cerebral adquirido por traumatismo craneoencefálico

El traumatismo craneoencefálico es una disfunción cerebral causada por un impacto externo, generalmente un fuerte golpe en la cabeza y, al convertirte en fisioterapeuta, podrías formarte para atender de forma oportuna y eficaz a quienes sufren este problema y logran sobrevivir.

Eso sí, para prestar apoyo a personas con fuertes contusiones cerebrales, tendrás que esperar a que sean estabilizadas por otros especialistas médicos.

Luego de que eso suceda, estos profesionistas deben revisar muy bien el historial del paciente para poder determinar un tratamiento indicado.

Independientemente del plan de atención, la finalidad tiene que ser ayudar a que el individuo recupere facultades que perdió a raíz del accidente, tanto cognitivas como físicas.

Una de las materias que te capacitará para atender a sobrevivientes de traumatismos craneoencefálicos es Fundamentos de la Motricidad Humana.

Esta cátedra te permitirá entender, desde el punto de vista biológico, cómo se desarrolla la movilidad humana y qué metodologías permiten que se recupere.

Así que si te interesa apoyar a quienes cuentan con este tipo de lesiones, ¡ya sabes qué debes estudiar!

2. Esclerosis múltiple

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la esclerosis múltiple es una patología que afecta a muchas más mujeres que hombres y suele presentarse entre los 20 y 40 años.

Esta enfermedad del sistema nervioso, que tiene un impacto negativo para el cerebro y la médula espinal, tiene síntomas como:

  • Alteraciones de la vista
  • Problemas con la coordinación y el equilibrio
  • Debilidad muscular
  • Picazón, entumecimiento y pinchazos

Aunque todavía no hay un criterio único, desde el punto de vista científico, sobre la causa de esta enfermedad y, hasta ahora, parece tratarse de un proceso autoinmune que ocurre cuando el cuerpo se ataca a sí mismo, existen avanzados métodos para modificar la evolución de la enfermedad.

Eso sí, hasta ahora no se ha encontrado una forma de atención curativa para esta patología, es decir, que logre erradicarla completamente.

Por esa razón, como fisioterapeuta podrás enfocarte en disminuir el impacto de este mal en la capacidad motora de tu paciente y en ayudar a disminuir la intensidad de los síntomas que presenta para que pueda tener la mayor sensación de bienestar posible.

Si quieres ser eficaz a la hora de luchar contra esta enfermedad, es importante que le prestes mucha atención a la materia de Rehabilitación Neurológica, ya que es una de las que te capacitará para tratar a personas con problemas del sistema nervioso.

3. Tetraplejia y paraplejia

Esta clase de parálisis se originan a raíz de lesiones medulares, que generalmente se producen por fuertes contusiones, especialmente por aquellas causadas por accidentes de tráfico.

En el caso de la tetraplejia, se trata de la inamovilidad absoluta de las 4 extremidades del cuerpo, mientras que la paraplejia sucede cuando la parte inferior carece de funcionalidad.

Estos males, además de generar discapacidad en el cuerpo, originan otras complicaciones, como quemaduras por falta de sensibilidad, dificultad para respirar y espasmos.

Precisamente, el trabajo de un fisioterapeuta es evitar que estos efectos secundarios sean pronunciados y constantes.

Además, estos profesionistas buscan que los pacientes alcancen un máximo nivel de recuperación física, lo que se traduce en la posibilidad de realizar acciones comunes para la mayoría de los seres humanos, como caminar y girar.

Lógicamente, cada afectado tiene un grado de recuperación y regeneración distintos, algo que deben identificar los especialistas en Fisioterapia para poder determinar el alcance del tratamiento.

Estas parálisis, al igual que el daño adquirido por traumatismo craneoencefálico y la esclerosis múltiple, son males que tienen un gran impacto en los pacientes, ya que modifican completamente la dinámica de sus vidas.

Por ese motivo, al graduarte como fisioterapeuta deberás combinar las diferentes técnicas y metodologías prácticas con inteligencia emocional, tacto y empatía.

Si lo haces, ¡serás un gran profesional!

Convertirte en una fisioterapeuta altamente calificado, además de permitirte ayudar a los demás, le dará grandes beneficios a tu vida y uno de ellos es la estabilidad económica.

De acuerdo a la investigación Estudiar en México, realizada por el diario El País, los egresados en esta licenciatura tienen una media salarial de $8,676.35 al mes, una cifra superior al ingreso promedio de los trabajadores de la nación, que equivale a $5,783 pesos.

Claro, podrás ganar mucho más que esta cantidad si construyes una remarcable trayectoria, te especializas y das lo mejor de ti cada día.

Además, debes saber que la carrera de Fisioterapias te abrirá las puertas de un mercado laboral lleno de oportunidades que te permitirá alejarte del desempleo.

Y es que la tasa de ocupación de los fisioterapeutas, según el mismo reporte de El País que mencionamos anteriormente, es de 98%, mientras que el promedio nacional es de 95.8%.

¡Ya sabes! Si estás en busca de una opción académica que te convierta en un apoyo para la sociedad y, además, te permita construir un futuro próspero, toma en cuenta la licenciatura en Fisioterapia.

¿Te pareció interesante este artículo? Si quieres acceder a nuestros próximos contenidos sobre ésta y otras atractivas profesionales, ¡no dejes de seguir las entradas de nuestro blog!

tengo el perfil para estudiar fisioterapia